Textos de amor para abuelos

AbuelosSi recientemente has sufrido la perdida de algún abuelo o abuela y quieres que todos sepan lo que tu has sentido por tu querido anciano, no hay nada mejor que dedicarle un poema o un texto de amor que represente como lo amabas. Es por este motivo que hoy aquí en Textos de Amor te presentamos algunos poemas dedicados únicamente a aquel abuelo que no olvidarás nunca en tu vida.

Vale mencionar que no hace falta haber perdido un abuelo o abuela para poder dedicarle un poema, pues es mejor recitárselo o incluso entregándole el texto para que ellos sepan cuanto los amamos y cuanto los queremos. Personalmente recomiendo imprimir el poema y luego dejárselo en la cama o en el Living para que puedan disfrutarlo solos y que luego nos digan que les ha parecido.

Sin mucho más que agregar te mencionamos que los poemas son unisex, esto quiere decir que son tanto para abuelas como para abuelos, para nonos y nonas así que no debes preocuparte del tipo del poema que quieres entregarle a tu querido anciano ya que todos son redactados con un mismo objetivo, sorprender a nuestros abuelos.

Estuvo a mi lado siempre, dándome buenos consejos, compartimos muchas emociones juntas, me conto muchas historias que vivió en su juventud, de las cuales me encantaba las de terror.

Recuerdo los cuentos que me contaba, aquellos que hacían que mi imaginación volara muy alto.

Le agradezco a Dios que me haya permitido tener a mi abuelita junto a mí por tantos años.
Ahora que ya no está conmigo me hace mucha falta, me es muy difícil superar esta pérdida ya que fue muy importante en mi vida, sólo quedan los recuerdos muy bonitos, su imagen en mi mente y el dolor que siento.

La tristeza llega, lenta, suave, se mece triste en la mirada, en la sonrisa, y se instala cómodamente en el corazón.

Cuando uno está triste, hasta un día de sol radiante parece un día gris con una tormenta a punto de estallar.

En una noche oscura, mirando a través de la ventana de la casa; a lo lejos en medio de las angostas líneas de una pared de madera, alcanzaba a mirar una luz parpadeante que constantemente titilaba y por momentos se apagaba.

La noche era fresca, como suelen ser las noches de invierno; el ligero viento mecía las ramas de los árboles con sus escasas hojas. El silencio reinaba en aquélla noche entristecida, ni siquiera el murmullo de un ave nocturna se escuchaba; fue una noche encantada por el silencio.

Cuando la luz parpadeante se apagó por completo, pregunté a mi padre: porqué la luz ya no se ve Papá?, al instante él respondió: Hijo mío, es la fogata de tus abuelos que ha dejado de arder, que al igual comienza un nuevo día; pues ya la media noche ha llegado y los viejos esperan el nuevo amanecer.

Vamos hijo, insistió Papá: ha llegado la hora de dormir, aún eres muy pequeño y debes comprender que así como esta noche, tendrás las tuyas; pues tienes para ti sólo, todo un mundo entero por recorrer.

A mis abuelos con amor, a ustedes que nos dan su amor, nos dan de sus experiencias, nos dan de su paz, de su calma.

Abuelos no quiero que sientan pena alguna y si por azares de la vida sufren. Quiero ser el bálsamo que los sane. Quiero verlos felices irradiando dicha.

Dios gracias por la vida hermosa de mis abuelos.

Aquí puedes encontrar Versos para Abuelos. Felicitaciones para Abuelos. Día de los Abuelos.

 

¡Un momento! Textos de amor relacionados

  • natacsia

    que hemoso poema