Poemas de Amor

Texto de AmorCómo bien sabemos, aquellos que estamos enamorados claro está, el amor puede demostrarse de varias formas; mediante una cena romántica, por medio de un ramo de rosas o incluso demostrándole afecto a esa persona que tanto queremos. Si bien estos métodos a veces quedan “malgastados” por no decir “en desuso”, existen otros métodos no tan utilizados que podrás implementar para poder enamorar a esa persona que tanto amamos y ese método consiste en entregar Poemas de Amor respectivamente.

En esta ocasión haremos mención a dos poemas muy hermosos que te servirán para poder expresar ese amor que sentimos por dicha persona, y lo mejor de todo es que estos dos poemas hablan de temas diferentes, por lo cual podrás seleccionar cual de ellos se acopla mejor al sentimiento que sientes, porque no es lo mismo sentir un amor no correspondido que un amor que si lo es y con el cual se vive diariamente claro está. Además los poemas están escrito de forma “general”, es decir que no están dedicados a ninguna persona en especial.

Puedes entregar estos poemas como tu quieras, aunque lo mejor sería escribirlos en una hoja con vuestra propia letra, esto le dará un carácter y una entereza muy diferente que si es entregado directamente impreso sobre papel. De igual forma puedes entregarlo a la persona que amas como tu quieras, total el gesto de enviar un poema es lo que realmente vale.

Sin mucho más que agregar al respecto, a continuación te dejamos los dos poemas que te prometimos al principio del artículo:

Aprenderé de ti

Dame tus manos y aprende a volar conmigo
Comparte tus sueños y llenarás mi mundo;
Deja que agrande tu alegría y mis lágrimas serán pequeñas,
Confía en mi sonrisa, que te entrega la vida entera;
Compartamos un mismo lenguaje, y hablemos sin decir palabra,
Intenta acercarte a mí cuando todos se hayan ido,
Deja que te roce el rostro, cuando tus derrotas se apoderen de tu vida.

Dame un motivo, para sentir orgullo desmedido,
Adopta mi postura, y hagamos sintonía por la vida;
Enséñame el rostro de la ternura compartida,
Abre tus miedos a mi mundo, y yo lucharé contra ellos;
Deja que lave tus dudas, y aprenderás a ver entre ellas,
Dame una sola duda, que yo seré juez pero no verdugo.

Deja que te llene el alma, te cantas de risas y alabanzas;
Comparte tu vida con la mía, y enséñame de lo que está hecha la vida,
Aprendamos a caminar juntos, y pondré mis hombros juntos a los tuyos,
Dime de qué está hecho el amor, y me dedicaré a predicarlo,
Dame tus sueños y horas, y dedícame la pasión de tu gloria;

Hazme entender que no es un quien gana, sino dos que vencen y gozan,
Permíteme ser pilar en tus fracasos, y mano suave en las victorias,
Enseñemos con el ejemplo y la paciencia, pero practiquemos con nosotros primero
Ten ganas de enseñarme tu vida, y yo poco a poco te daré la mía;
Seamos uno en los momentos difíciles, y dos en los momentos de gloria;
Procuraré ser ejemplo de firmeza y miraré como haces tú la grandeza.

Seré tu amiga si me lo permites y tu mi vida si me lo pides,
Lavaré tus lágrimas cuando te creas perdido, y tomarás mis manos cuando siente frío;
Sabré decir lo siento cuando me equivoque, y tu cariño cuando me sienta herida,
Trátame con delicadeza cuando miras al cielo, pero con miedo cuando ves al futuro,
Respetaré tus decisiones, y compartiré las consecuencias.

Seré quien te acompañe en cada etapa de tu vida
Quien te guía si te sientes perdido
Cuidaré de ti cuando estés dormido
Y te daré palabras sabias cuando te sientas confundido.

Seré quien necesitas cuando menos lo esperes
Y de quien enorgullecerse al estar conmigo.

Seré quien te diga cuando cometas errores
Pero también quien comparta tus múltiples logros.

Seré tu vida, tus sueños y tu compañera
Si tan solo tú al mirarte, sepas toda mi vida entera.

Te aseguro…

Te puedo asegurar que gané pero que también perdí, aseguro que herí y que sané, que corrí y que caí, que rocé y que besé, te aseguro que en mi vida hubo: Suspiros pasajeros de desengaños y lágrimas que llevaban tu nombre tatuado, risas inocentes, como encuentros planeados.

Te puedo asegurar que llegué y me perdí y al perderme me encontré y al encontrarme te encontré.

Te aseguro que llovió, en momentos vuelve y llueve y al llover, mis ojos se disfrazan junto a la lluvia y procrean un bailable movimiento confundido con vals, que me transporta a mi locura.

Pero te aseguro que al aclarar, mis ojos dispuestos me encuentran para buscarte en el más íntimo lugar.

Porque te aseguro que es que te amo como no amé a la luna, pero más te amo como jamás ame al sol. Pero podré asegurar que mi amor es sagrado, puro, indestructible e incontrolable…

Te aseguro pautar el espacio que nos rodea y siempre asentir con mi cabeza, en los momentos que me preguntes el significado de este poema.

Y luego de leerlo me preguntaste… ¿Me amas? solo te miré a tus ojos y asentí con mi cabeza… Te lo aseguro

¡Un momento! Textos de amor relacionados

  • pamela santo

    amor no es mirarse uno al otro es mirar juntos ala misma direccion

  • pamela santo

    muy lindos

  • gloria de jesus

    esta muy hermoso,que imaginacion

  • gloria de jesus

    quien escribio eso de ser alguien que tiene las cosas clara en su vide